Preservar la calidad del agua

Preservar la calidad del agua

Mantener el agua limpia y cristalina requiere no sólo de su tratamiento químico, sino también disponer del adecuado diseño hidráulico que mantenga la circulación del agua por interior del vaso de la piscina (donde se concentra el mayor volumen de agua). Estos dos procesos están estrechamente interrelacionados, ya que el uno necesita del otro en la consecución de un agua con las máximas garantías higiénicas.

El circuito hidráulico lo conforman un conjunto de accesorios empotrados en el vaso, cuya función última es la de proceder a la higienización del agua. El proceso contempla la aspiración de agua a través de un sumidero de fondo (que se encuentra en el punto de máxima profundidad), que es conducida por distintos circuitos donde recibe tratamientos físico y químico; y al final del proceso es retornada al vaso de la piscina, generalmente, por la parte menos profunda de la piscina.

Esta entrada fue publicada en Bricolage jardin y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>