Cuestión de estilo

Cuestión de estilo

Iluminar una oficina tradicional, con boxes alejados de las fuentes de luz natural y una estética netamente burocrática tiene poco que ver con iluminar un espacio de trabajo que refleje nuestra personalidad. Si decidimos montar una oficina, lo deseable, en general, es continuar un poco con el estilo de la casa, sobre todo si ese espacio está muy conectado con el resto de la vivienda. Si la construcción es de tipo moderno, no habrá mayores inconvenientes. Éstos surgen cuando se busca iluminar un ambiente de estilo más clásico. En ese caso, el arquitecto Guarnera recomienda reservar las notas de estilo para las lámparas de escritorio y/o decorativas, ya que no resultaría viable crear una luz general eficiente utilizando una araña, por ejemplo. Lo indicado en esa situación es bajar el cielo raso y embutir artefactos para que pasen lo más desapercibidos posible.

Esta entrada fue publicada en Iluminacion del hogar y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>