Potencia y consumo en artefactos para iluminar

Potencia y consumo en artefactos para iluminar

Cuando se planifica la iluminación, hay que ir de lo general a lo particular: por ejemplo, necesito los recomendados 500 lux en la zona de trabajo ¿Cómo los logro? ¿Cuántos artefactos necesito? De estas preguntas primarias es que surgirá el plan de iluminación. Tenga en cuenta que es mejor poner varios artefactos —incluso de más- porque así se tiene la posibilidad de sectorizar aún más la zona de trabajo, lo que, a la larga, va a resultar más económico. Si se ponen pocos artefactos, es muy difícil después agregar luces sin que se note el emparche y la consecuente desproporción.

Hay que tomar como costumbre preguntar a los vendedores cuánto consume cada artefacto. Sepa que, por dar un ejemplo, un tubo fluorescente (siempre hablamos de tubos con luz cálida, nunca fría, que es la que debería reservarse para ámbitos como los laboratorios, por ejemplo) de 26W consume lo mismo que una bombita incandescente común de 120W. Además, la vida útil del primero es de 10.000 horas contra apenas 1000 de la bombita común.

Esta entrada fue publicada en Iluminacion del hogar y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>