Confort vs. cansancio

Confort vs. cansancio

La iluminación es un importantísimo factor de confort. Cuando al principio hablábamos de aprovechar la luz natural, la propuesta no era instalar aberturas indiscriminadamente. Recuerde que el reflejo puede llegar a ser no sólo molesto sino hasta dañino para la vista. Eso lo sabe cualquiera que haya tenido que trabajar frente a una pantalla de espaldas a una ventana. Otra recomendación es no crear rincones de mucha luz y otros de muy poca: tenga en cuenta que el ojo necesita acomodarse abruptamente.

Esto, a lo largo del tiempo, cansa, por lo que la iluminación deber ser lo más pareja posible. Tampoco se debe trabajar en penumbra. Siempre tiene que haber una luz general baja para que el ojo no tenga que esforzarse en hacer adaptaciones bruscas. Entonces, nada de trabajar con la computadora a oscuras (ni ver televisión en misma situación, para el caso) ni de estar sobre un escritorio iluminado sólo con una lámpara de escritorio cuando el resto de las luces están apagadas.

Esta entrada fue publicada en Iluminacion del hogar y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>