Butaquita de rattán

No sería raro que llegara la mismísima Alicia a buscar un bizcocho, o que el Conejo Blanco corriera a esconderse bajo una butaquita de rattán. Las tiendas de Laura se abren a los compradores con una atmósfera cuidadosamente planeada para brindar gentileza.

Esta entrada fue publicada en Butacas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>