Espejos de plata vieja

En la zona ocupada por el comedor, las paredes se recubrieron con espejos de plata vieja, material empleado también en la jardinera que divide este espacio a la altura de la entrada. La mesa es rectangular y se adapta perfectamente al rincón. Está cubierta con faldas y cuadrado con borlas en piqué.

Esta entrada fue publicada en Antiguedades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>