Luz natural de comedor por ventanales y paredes blancas

El primer paso fue conseguir que todo el piso disfrutase al máximo de la luz natural y que los espacios estuviesen bien comunicados. Por eso tiraron el tabique central del salón y dejaron las ventanas a la vista, sin cortinas ni visillos. La luz que llega ahora por los ventanales y el blanco puro de las paredes creó el entorno limpio y sencillo que buscaban.

Esta entrada fue publicada en Ambientes, Iluminacion del hogar y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>